miércoles, 21 de mayo de 2014

A Love Story

Suena Brian Crain
y de fondo dos hielos
rozándose,
colisionando,
rompiendo el vaso.

Pero qué más da,
si aquí está roto todo.

Suena el piano
y no eres tú.
Escucha...
no hay ni un latido.
Lo único que suena es ese maldito piano.

Antes de irte ya sonaba,
un cristal reventando el suelo.
Pero no fue el cristal,
fui yo,
que tal vez,
desde entonces,
no he sido capaz de recomponerme,

y te escribo tan a trozos,
tan rota.



2 comentarios:

  1. Tú sigue, que me van a faltar abrazos para dejar de llorar.

    ResponderEliminar
  2. Yo te abrazo el tiempo que quieras!!

    ResponderEliminar